ADN de las Cavernas: las influencias genéticas que recibimos de los neandertales

¿Sabías que además de nosotros, los Homo sapiens, también había otras especies de homínidos en nuestro planeta? Y hay más: ellas coexistieron durante algún tiempo e incluso se relacionaron. Sí… ¡La prueba de todo esto está en nuestro ADN! Puedes comprobarlo en nuestro nuevo informe, «ADN de las Cavernas». Ven con Generas que te lo explicamos. 

¿Había otras especies humanas en el planeta? 

Al igual que las diferentes especies de seres vivos que conocemos hoy en día, también pasamos por un proceso evolutivo a lo largo de millones de años, desde la aparición de nuestros ancestros más antiguos – más antiguos aún que nuestra Eva Mitocondrial. 

Durante este proceso surgieron diferentes especies de homínidos, y algunos de ellos incluso habitaron el planeta Tierra al mismo tiempo. Ya sabemos, por ejemplo, de la existencia de dos de nuestros primos: los neandertales y los denisovanos. 

El descubrimiento de estos parientes lejanos tuvo en cuenta los hallazgos arqueológicos y también el ADN encontrado en estos artefactos. La secuenciación de su genoma incluso le valió un Premio Nobel, a finales de 2022, al científico Svante Pääbo. 

¿Quiénes eran los neandertales? 

Los neandertales aparecieron hace unos 400.000 años, pero se extinguieron hace aproximadamente 40.000 años. Los motivos de su extinción aún se estudian y debaten entre los investigadores, pero la convivencia con los humanos modernos, es decir, nuestra especie, puede haber contribuido a ello. 

La existencia del hombre de neandertal solo se descubrió en agosto de 1856, cuando se encontró un fósil en una cueva en el valle de Neander, Alemania. De ahí proviene el nombre de “neandertal” y su asociación con las cuevas. 

Los neandertales estaban más adaptados a climas fríos, como Europa y Asia occidental, y para protegerse solían vivir en cuevas, donde es más común encontrar sus fósiles. 

| Consejo de lectura: Entiende cómo tu genética puede definir tu grupo de amistad cercano

neandertales
Comparación de cráneos de Homo sapiens (izquierda) y neandertal (derecha) disponibles en el Museo de Historia Natural de Cleveland.

Neandertales: nuestros primos lejanos 

Nosotros y los neandertales tenemos un ancestro común, ya que compartimos porciones similares de ADN. Es como si coincidiéramos muy lejos en la plataforma Búsqueda de Parientes de Genera. 

Sin embargo, con diferentes mutaciones, selecciones naturales y evoluciones en el tiempo, nuestros ancestros comunes terminaron distanciándose genéticamente y formando distintas especies de homínidos. Esta separación se produjo hace más de 500.000 años. 

¡Pero nuestra historia familiar no termina ahí! Después de todo, las dos especies se encontraron y coexistieron en regiones de Europa, Asia y Medio Oriente. 

Las relaciones entre los neandertales y el hombre moderno 

A lo largo de su convivencia, los neandertales y nuestra especie mantuvieron relaciones, e incluso algunas parejas engendraron hijos híbridos. A lo largo de generaciones, incluso después de la extinción de los neandertales, parte de su ADN se integró en nuestro genoma, ¡incluso influyó en algunas características genéticas! 

El ADN neandertal que llevamos dentro

Como los neandertales estuvieron más presentes en Europa y Asia occidental, las personas modernas nativas de estas regiones suelen tener una mayor presencia de ADN neandertal en su genoma: entre el 1% y el 4% de su ADN proviene de los neandertales. 

Esto no ocurre, por ejemplo, en las poblaciones nativas de África, que prácticamente no tienen ADN neandertal en su genoma, ya que el encuentro entre ambas especies se produjo tras la salida del hombre moderno del continente africano. 

Y a pesar de una proporción tan pequeña en comparación con todo nuestro ADN, algunos tramos de ADN neandertal están presentes en más del 60% de las personas euroasiáticas. Teniendo en cuenta el tamaño de la población humana actual, ¡nunca ha habido tanto ADN neandertal en la Tierra como ahora! 

| Lea también: Cómo el Proyecto Genoma Humano ayudó a desentrañar el ADN

Influencias genéticas neandertales 

Según el equipo de expertos de Genera, el ADN neandertal presente en los humanos modernos puede influir en algunas características genéticas, como el tono de la piel, el color del cabello, la altura, los patrones de sueño, el estado de ánimo e incluso nuestro sistema inmunológico. 

Y pensando en eso, Genera desarrolló un informe genético especial, el primero de su tipo para la población latinoamericana, sólo con características influenciadas por el ADN neandertal.  

ADN de las Cavernas

El informe genético «ADN de las Cavernas» contiene las siguientes características genéticas, que tienen origen en los neandertales: 

  • Comportamiento de acumulación 
  • Sentido de direccion 
  • Miedo a las alturas 
  • Caspa 
  • Miedo a hablar en público 
  • Estrías 
  • Irritación al sentir hambre. 
  • Sudoración durante el ejercicio físico  

*Pueden no estar disponibles para los clientes que adquirieron el método 1. Si tienes preguntas, contacta con el servicio de atención al cliente.

Cómo adquirir tu panel 

Si ya te hiciste un test Genera, ¡el panel de ADN de la Caverna ya está disponible para comprar como una expansión de tus resultados genéticos!

Si aún no te has hecho tu prueba genética, comunícate con nuestro servicio de atención al cliente:

Lunes a viernes, de 9 am a 8 pm, vía WhatsApp: +55 (11) 3164-4492

Fuera del horario mencionado y los fines de semana y festivos, por e-mail: contacto@genera.com.uy

¿Tienes características neandertales en tu ADN?